y qué vamos a hacer?
si la pinza ya no estruja,
el vientre se hernia,
la masa ya no se escucha,
y no alcanzamos para clamar justicia

nos hemos robado las certezas, la coherencia, las decencias,
todas son manejadas por los hilos
nosotros mismos,
nosotros mismos los pusimos
y ahora nos degollamos
ahora nos asfixiamos
porque somos tan poderosos como impotentes
tan crueles como corderos
y tan humanos como ignorantes

phi

Anuncios