“…La misión del loco es
rescatarse a sí mismo del caos
del absurdo de la no existencia
en la soledad incomunicable,
organizando un territorio de signos y cosas
que dialogan entre sí,
lugar donde la vida tiene sentido
y puede salvarse en esta esquina
del mundo…”

(raúl aceves, fragmento de “hogar, loco hogar”)

Anuncios