Archivos para el mes de: noviembre, 2009

Iba demasiado rápido y no la ví hasta que ya la había pasado encima la rueda delantera, y obviamente, ya no pude esquivarla con la trasera… una gran caca!!! en la calle… cómo las miles de millones que tiene ésta ciudad en las veredas.

La historia no terminó ahí, porque al llegar al tren.. corrí para meterme en el furgón y al voltear a ver a mi compañera rodante… veo que tiene caca en el asiento!!!! y en el tubo que baja de este, y en los rayos de la rueda… en fin… todo era un festín de caca en su estructura. JA! por eso es que se me quedaba viendo ese chico de ojos de  almendra que estaba parado frente a mí…

Me empezó a dar el nervio.. tendría también caca en la cara? o en alguna parte del cuerpo? arghhhhhhhhhhhhhh!!! perdón… ya se imaginarán mi desesperación.. abrí mi mochila y lo único que traía para salvar un poco la situación, era, si, mi uniforme de doctora… en fin, ni modo, ya lo lavaré llegando al trabajo. Logré quitar todo lo que estaba a la vista y bueno, llegamos… por suerte tengo dos uniformes en este consultorio.

Es increíble que sea tan “aceptado” que la gente salga a pasear a sus perros y no recoja lo que dejan sus mascotas. Tan es así que si uno sale a las 7 de la mañana de su casa, por algunos barrios (no en todos), tienes que ir brincando charcos, mangueras y porteros que están lavando la vereda de todo lo que se dejó embarrado en el pavimento el día anterior.

Los letreros no bastan, me imagino que habrá multas que nadie se encarga de imponer, y por lo visto, tampoco la conciencia alcanza. Me encontré con que en otra parte del mundo, había dispensers de bolsitas en la calle, por aquello de que los dueños de los perros se “olvidaran” de llevar la suya. Lo que no sé, es si estos dispensers alguien se encargaba de abastecerlos frecuentemente.

Y que conste que no estoy en contra de los perros, si me encantan, pero estoy en contra de los que no repetan a los demás y no son responsables de todo lo que significa tener un perro!!

En fin, después de haber terminado… o más bien, iniciado la mañana con un festín escatológico, que según la recepcionista del consultorio dice que da suerte, me acuerdo de la  muy conocida y extremadamente verdadera frase de Don Benito Juarez (ex-presidente mexicano):

“El respeto al derecho ajeno, es la paz”

(y para la próxima espero, por lo menos, verla antes de pasarle encima)

 

(phi)

sociedad de los poetas muertos

A %d blogueros les gusta esto: