ícono por Hernán Berdichevsky

La preparación del mate tiene sus puntos clave y casi siempre es una cuestión de gustos muy personal, tan es así que cada argentin@ con el, o la, que he mateado me ha dado algún tip… pero a final de cuentas casi todos tienen un mismo fin, que es disfrutar un buen mate!

Acá describo la parte técnica:
Glosario

  • yerba:

la yerba de mate, la cuál puede mezclarse en la preparación con otro tipo de yerbas o sabores, como yuyos (yerbas silvestres), boldo, menta, café, naranja,  etc que depende del gusto  de cada quién.

  • mate:

recipiente donde se prepara la infusión, y puede ser desde una tacita que se use para ese fin o mates hechos de cáscara de calabaza o naranja, cerámica, madera, metal y un gran etcétera; y la forma y tamaño también varían dependiendo del material y el gusto del consumidor.

  • bombilla:

el utensilio con el que se succiona la infusión. Puede ser también de diferentes materiales siendo más común la de metal, y de diferentes formas y tamaños,  recta, curveada, redondeada  o planita.

  • pava:

o tetera, en mexicano, o una olla si no se tiene pava.

  • termo:

por si se quiere tomar el mate en la plaza, je

  • cebar el mate:

servir el agua en el mate para hacer la infusión.

  • cebador:

la persona que sirve el agua en el mate. Nota: el cebador debió haber tenido ya un amplio entrenamiento supervisado por algún argentino o persona que haya obtenido la aprobación de otros argentinos, porque no es nada fácil, se los aseguro.

 

Técnica… (según yo,  o mi recopilación de la técnica de cada persona con la que he mateado)

Se pone a calentar agua en una pava, no se debe dejar hervir, la temperatura óptima para beber el mate es de 70°C, pero como eso está en chino calcularlo, es justo antes de que empiece a hervir el agua.

Mientras se calienta el agua se prepara el mate:

  • Se vacía la yerba en el mate hasta llenar 3/4 partes,
  • se tapa con un paño o una servilleta la “boca” del mate y se gira una vez para sacarle un poco el polvo.
  • Si les gusta más bien dulce,  antes de hacer ésta maniobra le pueden poner azúcar o lo que le quieran agregar para darle otro sabor, y ya queda bien mezclada con la yerba.
  • Luego se trata de que la yerba tenga una inclinación dentro del mate, y en la parte más declive se agregará un poco de agua fría o tibia para evitar que se “queme” después la yerba, cuando se le agregue el agua más caliente, porque si eso ocurre, la yerba pierde el sabor.
  • Ahora se coloca la bombilla hasta el fondo, en ésta parte donde está el declive y NO SE VUELVE A MOVER JAMÁS!!

Ya cuando el agua esté caliente, que aún pueda ser bebible, se empieza a cebar en la parte donde está el declive y la bombilla, poco a poco esperando que la yerba empiece a hincharse.

Cuando se llena el mate, debe haber espuma en la superficie y no deben andar nadando palitos de yerba, si esto pasa, es que se cebó mal el mate  o se lavó la yerba como dicen acá (por falta de experiencia o cuidado del cebador), y no va a tener buen gusto.

Se espera unos minutos para que el agua absorba el sabor de la yerba y entonces se toma por la bombilla hasta que se termine el agua con la que se llenó el mate, después se vuelve a cebar el mate y se pasa a otra persona.

Y así, se sigue cebando la yerba cada que una persona termina su turno, hasta que la yerba ya no de más sabor al agua, el agua se enfríe o todos digan “gracias”.

(phi y todos los argentinos con los que he mateado)

Anuncios