supuestamente teníamos que olvidarnos del asunto, dejar pasar las horas de ese día tan eterno, tan lleno de sol y de tanta sombra mental. Cómo deshacer lo que ya está hecho, si el miedo ha triturado cualquier indicio de valentía?  la fortaleza pasional me atrapó… otra vez…  y me sumergió en el juego de ésta fuerza mental pendenciera que lleva a un requerido desnudo moral… el roce de la muerte infinita, repetitiva e insensata, la muerte de un sentimiento, el juego de la aguja en un pajar

…a qué le tememos cuando amamos  y a qué amamos cuando tememos?

(phi)

Anuncios